TIPOS DE AGUJAS: MÍRALES A LOS OJOS

Las agujas son las indiscutibles compañeras en el mundo de la costura. Y, aunque normalmente pensemos en las agujas clásicas que todo costurero básico contiene, la realidad es que hay muchos tipos de agujas que tienen funcionalidades más precisas en uno u otro uso. Y no sólo para coser a mano, también están las agujas de las máquinas de coser.

De momento, sólo nos detendremos en los tipos de agujas manuales. Se pueden encontrar de diversas variantes aunque es cierto que a veces puede costar un poco de trabajo diferenciarlas. Como un consejo, para aprender a distinguirlas: miradlas a los ojos. No, no estamos de broma, y ahora veréis a qué nos referimos.

Agujas para la costura común: Aquí podemos encontrar las llamadas "de modista", las denominadas "de sastre" o las de sombrerería. Se diferencian en su longitud, siendo las más cortas las de modista y las mayores las de sombrerería. Además, se pueden encontrar de diferentes grosores.

Agujas para zurcir: Se distinguen de las de coser en que su ojo es más alargado. Además, las que se usan para coser lana son menos puntiagudas y con el ojo más ancho. Por contra, las que se emplean para coser telas tienen el ojo más aplanado.

Agujas para bordar: Son muy parecidas a las de modista, pues tienen el mismo largo. Pero una vez más, es el ojo el que las diferencia, pues en el caso de las agujas de bordar es más alargado.

Agujas especiales: Hay agujas para casi todos los usos. Así, podeis encontrar agujas curvas para trabajos de tapicería; o curvas y rectas, que se emplean en la costura de colchones o para remendar tapices. E incluso hay agujas con la punta aplastada, que se emplean en la costura manual de cueros y pieles. 

Por cierto, respecto a las agujas comunes, quizá os interese saber que su numeración va del 1 (la más gruesa) al 12 (la más fina), y que normalmente las que se usan habitualmente se corresponden con los números 7, 8 y 9.

Y vosotros, ¿qué agujas habéis usado?

comentarios

Deje su comentario