TODO LO QUE DEBERÍAS SABER SOBRE LOS BOTONES

Los botones, hoy día, son unos de los elementos imprescindibles del arte del corte y confección. Además, su variedad de tamaños, formas y materiales hacen que haya uno adecuado para cada prenda.

Y es que ese pequeño amigo tiene su importancia: parece inofensivo, pero puede ayudar a que un diseño sea redondo, o, por el contrario, arruinar su acabado. Una mala elección de modelo, un color inadecuado o, simplemente, una mala costura que impida abrocharlo con soltura pueden estropear mucho el aspecto final de una prenda. Por eso, como en tantos elementos en la moda, hay que conocerlos bien y dedicarles su tiempo a la hora de elegirlos.

 

Respecto a los tipos de botones y a su correcta utilización, debéis tener en cuenta los siguientes consejos:

- A la hora de coserlo, no lo peguéis a la tela. Debe tener un pequeño margen de un par de milímetros de separación. Pero cuidado, eso no quiere decir que tengáis que dejarlo flojo, bastará con que dejéis un poco de hilo entre la tela y el botón para que éste pueda abrocharse con facilidad.

- ¡Ojo a los ojales! Deben ser del mismo color que el botón, si acaso con ligera variación en la tonalidad.

- Recordad que, por lo general, el botón no es un adorno. No son broches ni collares, sino partes de la prenda. Por ello, no perdáis de vista el diseño de la misma, su tejido y su tonalidad.

- En los trajes masculinos más serios, usad botones lisos oscuros, que deberán ser de la misma tonalidad que el traje cuanto más formal sea el diseño. Si por el contrario es un traje más informal, los botones jaspeados apoyarán ese aspecto más casual y del día a día.

- En el caso de las americanas se puede optar por el contraste, pero buscando siempre botones de la misma familia cromática que la tela. Por ejemplo, una americana verde caqui puede llevar botones verdes oscuros. Sin embargo, sí suelen usarse con éxito botones de colores vivos y contrastes fuertes cuanto más casual sea la americana. En el caso de las americanas de mujer se puede seguir la misma regla, aunque normalmente los diseños (y las consumidoras) permiten más versatilidad y contraste de colores, independientemente de su carácter casual o formal.

- Las camisas formales de hombre deben llevar los botones en nácar. Las blusas femeninas pueden llevarlas en nácar, aunque también favorecen mucho los botones forrados o con acabados metalizados.

Recordad que disponemos de un servicio de teñido de botones a medida (también online) con el que conseguiréis ese botón que le queda perfecto a vuestro diseño.

comentarios

Deje su comentario